Formulaciones de Probióticos de Alto Valor Agregado

Ormendes es una compañía suiza especializada en el desarrollo y la distribución de probióticos de alta calidad.

En los últimos años, numerosos estudios han demostrado la implicación de la microbiota en numerosas patologías y para el buen funcionamiento del organismo. Ya está comprobado que una flora intestinal desequilibrada puede tener un impacto en la salud.

Como resultado, el campo de los probióticos se ha desarrollado considerablemente. En este mercado con regulaciones poco claras, los usuarios y los profesionales de la salud tienen dificultades para ver con claridad entre la multitud de productos existentes.

En respuesta a esta situación, hemos reunido un conjunto de conocimientos científicos y técnicos para desarrollar y ofrecer soluciones innovadoras cuya seguridad y eficacia clínica están comprobadas. Todos los productos que ofrecemos hoy en día están elaborados a partir de una mezcla de bacterias «SLAB51» cuya eficacia y seguridad han sido probadas y demostradas en estudios clínicos.

Así pues, ofrecemos productos identificables y rastreables desde el diseño hasta la comercialización.

Rigor científico

El desarrollo de un probiótico es extremadamente complejo. Un gran número de cepas con una reputación impecable no es suficiente para hacer un buen producto. Por eso recurrimos a la experiencia de investigadores y profesionales de la salud especializados en la microbiota para desarrollar nuestros productos.

Deontología

Muchos de los probióticos que se encuentran en el mercado disponen sólo de unos pocos estudios experimentales que demuestran un posible mecanismo de acción, pero a menudo no han sido probados clínicamente antes de su comercialización. La mezcla de bacterias «SLAB51» utilizada en la fabricación de nuestros productos está sujeta a estudios experimentales y clínicos.

Consultar las publicaciones

Exigencia técnica

Cada probiótico está hecho a partir de células madre que determinan su calidad y eficacia. Para mantener la estabilidad de estas células madre altamente sensibles, es necesario controlar los diversos procesos de fabricación: la fase de cultivo y desarrollo, los procesos de purificación, liofilización y ensamblaje bacteriano, y la manipulación y almacenamiento del producto acabado.

El laboratorio francés donde se fabrican nuestros productos domina y respeta estos estándares.